La adaptación curricular y el proyecto de centro
Mª del Pilar García (Universidad de Huelva)

 


La escuela y su diversidad
Cómo dar respuesta a la diversidad: adaptaciones de centro
La respuesta a la diversidad desde la opción curricular
La respuesta a la diversidad y la organización escolar: Aspectos generales
Factores personales
Factores funcionales
Factores materiales


En la nueva ordenación del sistema educativo se establecen decisiones que de llevarse a cabo van a favorecer la respuesta a la diversidad y que estarán recogidos en el Proyecto Educativo de Centro y en el correspondiente proyecto Curricular de Centro.

Como hemos visto en el apartado curricular, el PEC no es un documento en sí sino un conjunto de decisiones encadenadas... que crea condiciones para el logro de objetivos y ello supone tener presente: el Contexto – sociocultural-, las características del alumnado, el Equipo docente y las características del Centro.

Uno de los principios que debiera cumplir este proyecto es dar respuestas a la diversidad que presentan los alumnos.


A todos, no sólo a algunos.
Las programaciones constituyen la clave para la respuesta a la diversidad.
El trabajo docente se debe entender como un trajo de equipo.
Evaluación deberá tener en cuenta esta diversidad.


Ya hemos recogido algunas ideas que Gonzalez Manjón (1993, 46) nos aporta como medidas de atención a la diversidad en el Proyecto Curricular de Centro respecto a los objetivos y contenidos, a la metodología y organización didáctica, evaluación. Paralelamente y centrándonos en aspectos organizativos, se insiste en la importancia de espacios y tiempos, aspectos fundamentales a la hora de esta respuesta (Wang, 1995) que van a hacer consideraciones sobre las barreras, accesos, la necesidad de que estos espacios se adapten a las actividades de los alumnos, permitiendo la individualidad, el agrupamientos de éstos...

Concretamente respecto a los principios Generales, este autor señala algunas medidas que tengan en cuenta la diversidad y las responda:


• Establecer criterios comunes.
• Criterios comunes en la selección de procedimientos y estrategias didácticas.
• Garantizar el aprendizaje significativo y constructivo.
• Establecer criterios para la selección de actividades del aula.
• Establecer actividades intergrupos.
• Establecer criterios para adaptaciones metodológicas.
Respecto a la organización didáctica, señala algunos criterios como:
• Valorar las posibilidades de introducir modificaciones físico ambientales facilitadoras del uso de dependencias e instalaciones por todos.
• Señalizar las instalaciones y dependencias para facilitar su uso.
• Distribuir espacios según su uso, acceso y criterios pedagógicos.
• Planificar los espacios y tiempos con criterios funcionales.
• Establecer criterios pedagógicos y funcionales de adscripción de alumnos y grupos.
• Definir coordinaciones básicas.
Respecto al tiempo, el problema más argumentado en éste tipo de metodología es la falta de él, tanto para trabajar con alumnos más lentos como para que puedan atender las varias demandas de los alumnos al mismo tiempo. Algunas recomendaciones en este sentido pudieran ser:
• Realizar un torbellino de ideas colectivo, entre todo el personal del centro, para hallar y ofrecer pequeños espacios de tiempo a lo largo de la jornada en los que se pueden dedicar a apoyar a otro profesorado o alumnado.
• Realizar tareas compartidas de manera que, en algún momento, un docente pueda hacerse cargo de dos grupos de clase (exposición, pase de vídeos o películas, etc.), quedando el otro liberado.
• Reducir el tiempo dedicado a responder demandas de gestión de tareas o recursos, en razón de una mayor claridad en las instrucciones y mayor autonomía en el alumnado, aumentando el tiempo dedicado a la supervisión interactiva de la realización del trabajo de quienes más lo necesiten.
• Organizar diariamente parte del trabajo en grupos que requieran diferentes niveles de supervisión, estando más cerca del grupo que más apoyo necesita: tareas de tipo rutinario unos grupos, tareas investigadoras o nuevas otros, por ejemplo.
• Organiza tiempos de tareas opcionales al final de otras generales para aquellos que terminan antes: juegos educativos, tareas de ejercitación de aprendizajes, etc., pero con gestión directa del alumnado.
• Facilitar al alumnado sus hojas de propuestas de actividades de fácil interpretación, ejecución y control.
• Usando un enfoque de tutorización entre iguales, teniendo en cuenta una serie de condiciones: tiempo limitado, el tutor ha de ser entrenado previamente, las instrucciones de la tarea han de estar escritas con claridad y se debe registrar el progreso de ambos continuamente.
• Implicando a los padres y madres, para realizar tareas sencillas de afianzamiento de lo aprendido en casa o preparar los conocimientos y experiencias previos a determinados contenidos de aprendizaje.


Incluimos en estos aspectos y decisiones funcionales un elementos esencial en la organización de un centro cuando estamos tratando la atención a la diversidad, sobre el que el centro deberá tomar decisiones para su desarrollo: el apoyo a los alumnos con necesidades educativas especiales.


subir